Floración del cerezo en el sur de la Sierra de Gredos.

No sólo de la nieve vive Gredos. En la cara sur nos encontramos con una primavera  exuberante, plena de color, y jaleada por innumerables ríos, arroyos y regatos gracias a la abundancia de lluvias invernales y ahora al deshielo. En esta cara sur se sitúa El Arenal un pueblo de montana enclavado, casi en su total extensión, al Parque Regional de la Sierra de Gredos desde su creación en 1.996 y, que además, forma parte de la Comarca del Valle del Tiétar siendo la población que está a más altura. Esta villa de origen pastoril, que se remonta a la época de la Reconquista y que obtuvo su autonomía en el año 1.732, se asienta entre los valles de los ríos Zarzoso y Arenal, rodeada de pinares y árboles frutales, siendo el  cerezo el rey del espectáculo; en un terreno accidentado de grandes desniveles, su mínimo nivel se sitúa en Los Berrecosos, a unos 650 – 700 m. sobre el nivel del mar, la mayor altitud 2100 – 2200 m. se da en las cumbres de la sierra (Peñita Arenas, La Cabrilla, Mojón de las Tres Cruces). Su clima es fresco, con grandes contrastes térmicos entre el invierno y el verano. Su paisaje mediterráneo ofrece grandes atractivos naturales con una vegetación arbórea, flora y fauna de gran riqueza: loros, pinos, cerezos, castaños, olivos, enebros, sabinas, jaras… conviven con la cabra montesa, corzos, jabalíes, ardillas, el águila real, arrendajos, la salamandra de Gredos, víbora hocicuda, truchas,…

El Arenal es un pueblo de calles estrechas y empinadas, lleno de rincones típicos y rica arquitectura popular, donde es una delicia pasear entre los cerezos en flor en la primavera y en otoño por sus castañares y, como no, degustar sus ricas cerezas y castañas.
En algunos de sus barrios perduran muestras de arquitectura popular, como en los barrios de La Corrala, Los Balcones (llamado así por la existencia de balconadas típicas de la zona), … Con casas de ventanas pequeñas, puertas y chimeneas grandes, construidas de piedra, adobe, madera y teja árabe, enjalbegadas de blanco.

                        

Algo que llama la atención del visitante es el buen numero de fuentes que de un extremo a otro recorren el pueblo: de Las Machorras, Fuentecilla, de la Plaza, de Los Nogales, de La Trucha, del Llano… La antigua vida pastoril se ve reflejada en los numerosos chozos, cuevos y corrales. Construcciones pastoriles que miran al pueblo desde Gredos y de los que cabe destacar el Cuevo de los “Tesillos”, el de “Romanias”, el de “Tío Cristos” y el Corral de “Los Felipes”. De entre sus productos autóctonos las cerezas y las castañas ya tienen reconocida fama y no hay que olvidar sus alubias blancas y cebollas rojas que en la actualidad sólo se cultivan para el autoconsumo.

Todo esto es lo que te invitamos a conocer, en una ruta a caballo de una jornada. Entre el 31 de marzo y el 20 de Abril puedes disfrutar de la floración no sólo del cerezo, sino de todo el entorno natural de la cara sur de la Sierra de Gredos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s